Hombre durmiendo profundamente

10 Consejos Para Dormirte en Menos de 10 Minutos (Sin Fármacos)

1. Antes de Acostarte Escribe Cualquier Preocupación/Tarea/Compromiso que Tengas

Cuando te acuestas con la mente llena de preocupaciones, es difícil relajarte y conciliar el sueño. Por eso, es recomendable escribir tus preocupaciones antes de acostarte. Esto te ayudará a despejar tu mente y a concentrarte en dormir.

2. Realiza Ejercicio Físico

El ejercicio físico es importante para la salud en general, y también puede ayudar a dormir mejor. Sin embargo, es importante evitar hacer ejercicio cerca de la hora de acostarte. El ejercicio puede aumentar la temperatura corporal y la actividad cerebral, lo que puede dificultar el sueño. Lo ideal es hacer ejercicio al menos 3 horas antes de la hora de acostarte.

3. Evita el uso de Pantallas Cerca del Momento de ir a Dormir

La luz azul de las pantallas, como las de los teléfonos móviles, las tabletas y los ordenadores, puede interferir con el sueño. La luz azul inhibe la producción de melatonina, una hormona que ayuda a regular el sueño.

4. Si Cenas, Hazlo al Menos 2 hs Antes de Acostarte

Una cena abundante o tardía puede dificultar la digestión y hacer que te sientas incómodo en la cama. Esta es la razón por la cual es recomendable cenar al menos 2 horas antes de la hora de acostarte.

5. No Consumas Energizantes por la Tarde/Noche

La cafeína y otras sustancias estimulantes pueden interferir con el sueño. Por dicho motivo es recomendable evitar consumirlas por la tarde o noche.

6. Pon la Temperatura de la Habitación en Aproximadamente 18 °C

Una temperatura corporal más baja facilita el sueño.

7. Intenta que la Habitación de Donde Duermes Quede en Oscuridad Total

La luz puede interferir con la producción de melatonina. Por este motivo, es recomendable mantener la habitación donde duermes en total oscuridad.

8. Utiliza Cobijas Pesadas

La presión suave de unas cobijas pesadas puede promover una sensación de seguridad y relajación, lo que ayuda a conciliar el sueño.

9. Al Costarte Concéntrate en la Respiración

La respiración profunda y lenta ayuda a relajarte y a conciliar el sueño.

Cuando te acuestes, cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. Inhala profundamente por la nariz, mantén el aire por alrededor de 4 segundos y luego exhala lentamente por la nariz.

Si te pillas pensando en algo, simplemente vuelve a poner tu atención en la respiración.

Repite este proceso hasta que te duermas.

10. Si Luego de unos Cuantos Minutos no has Conciliado el Sueño, sal de la Cama

Si después de unos cuantos minutos no has conciliado el sueño, levántate y realiza alguna actividad relajante, como la lectura o la meditación. Cuando tengas sueño, vuelve a acostarte.

Recuerda que estos consejos no sustituyen la consulta con un profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *