Persona siendo productiva

Hábitos de una persona hiperproductiva

Primero considero necesario recalcar la diferencia entre ocupado y productivo. Ser superproductivo no es sinónimo de trabajar todo el día, sino en el periodo destinado a esto ser capaz de obtener grandes resultados.

El hábito de mayor impacto en mi productividad

Planificación de la semana, que quiero lograr y cómo lo haré. Rara vez hacemos más de lo que tenemos planificado, por esta razón planificó todo lo que deseo lograr y me creo el tiempo para esto, horarios en los que me dedicaré específicamente a trabajar en las tareas que me permitirán lograr mis objetivos. 

En la mayoría de las semanas, utilizó el mismo horario en el cual funcionó como un reloj suizo. Llevo alrededor de 6 años de experiencia trabajando en dicho horario, el cual es de 6 am a 12 am.

6:00 – 6:40 – Despertar, desayunar, etc

6:40 – 7:40 – Trabajar

7:50 – 8:50 – Trabajar 

9:10 – 10:10 – Trabajar

10:20 – 11:20 – Trabajar

11:30 – 12:00 – Trabajar

Establecer prioridades

En el momento que me establezco los objetivos para la semana también determinó las prioridades, qué tareas me acercarán más a mis metas. Saber discernir entre importante, no importante y urgente, no urgente es un factor de alto impacto en la productividad personal y empresarial.

Eliminación de distracciones

Principalmente las notificaciones del celular, lo clásico, mensajes de WhatsApp, correo electrónico, redes sociales y es aquí donde voy un paso más. En mi caso utilizo Instagram, por motivos de marca personal, pero a todas las personas que sigo las tengo silenciadas (tanto en historias como en publicaciones). ¿Y por qué las sigo si las tengo silenciadas? Porque me interesan, justo por esa razón soy más propenso a ver su contenido y en lugar de pasarme 5 minutos me quedo 15… Cada minuto cuenta. Por otro lado, la instalo solo cuando no puedo realizar una acción desde la computadora, luego de hacer lo que deba, la elimino. ¿El motivo de lo anterior? Simple, no usarás lo que no tienes.

Conocimiento

Consumo lo que necesito para el corto o mediano plazo (la gran parte del tiempo), ¿por qué? Porque no recordaré la información dentro de 5 años cuando la necesite, si no la he aplicado antes, por lo cual deberé de leerlo, estudiarlo o verlo de nuevo, entonces me llevará doble de tiempo al final.

Cuestionarme la necesidad de más información

“La finalidad de la vida no es el conocimiento, sino la acción” Thomas Henry Huxley

¿El conocimiento es necesario? Sí. ¿Más conocimiento equivale a mejores logros? No precisamente. 

Me he percatado que en diversas ocasiones hace falta más acción y no más información. He pasado por situaciones en las cuales creía que más conocimiento me sacarían del estancamiento, sin embargo, fue la acción y no este, lo que era necesario hacer.

Es habitual sentir falta de confianza en nuestras aptitudes y buscar fuera de nosotros las respuestas, pero esta no siempre es la solución.

Gestionar el flujo de trabajo

La mente humana es como una caja de pandora, nunca sabes qué puede salir de ella. Para poder concentrarme en asuntos importantes, necesito eliminar las preocupaciones por tareas que debo de realizar en el día o la semana. Qué mejor que una libreta para anotar dichas tareas o actividades.

Por otra parte, las ideas son muy fugaces en nuestra mente, al escribirlas las capturamos para poder analizarlas más a fondo.

Con todo lo anterior se logra el mismo resultado que al eliminar los datos que se encuentra en el caché de la memoria de un celular (memoria de trabajo), luego de esto el dispositivo funciona más rápido. En nuestro caso es muy similar, al plasmar las tareas y quehaceres en algún lugar, liberamos nuestra memoria de trabajo lo cual nos aporta una mayor claridad mental y en consecuencia nos es más fácil concentrarnos en la labor que tenemos que hacer.

Destino tiempo a reflexionar

acción – fracaso – acción – fracaso

acción – fracaso – reflexión – acción – éxito

Esto va de la mano con el Kaizen, la mejora continua. Es necesario reflexionar, observar lo que está dando resultados positivos y lo que no funciona. Mejorar lo que da buenos resultados y solucionar o cambiar lo que no funciona.

Las preguntas son las herramientas a utilizar. ¿Me estoy esforzando lo suficiente? ¿Si solo pudiera hacer una tarea el día de hoy, cuál haría? ¿Por qué lo hago de esta manera y no de otra? ¿Existe una mejor forma de realizarlo? ¿Cuál ha sido la razón de mi fracaso? ¿Qué puedo aprender del error que cometí? ¿Cuál era mi influencia sobre la situación? ¿Si se presenta una situación similar, que puedo realizar diferente para obtener mejores resultados?

La realidad es un matiz

La realidad no es blanca o negra, sino un matiz de estos colores. No existe el fracasado sin logros y el exitoso sin fracasos. Comprender que los errores son inevitables en el transcurso de nuestra existencia, permite tolerar y aceptarlos, como lo que son, algo común.

Me he entrenado para detectar la oportunidad que viene con el error, lo que me ha proporcionado una apertura y tolerancia a estos. Idiota es aquel que repite el mismo fallo una y otra vez sin aprender nada de este. En cada fracaso yace la semilla del éxito.

Estar cómodo estando incómodo

No todo es color de rosas, aunque hagamos lo que nos gusta la mayor parte de nuestro tiempo, será necesario realizar tareas o enfrentar situaciones incómodas, postergarlas solo empeora la situación o impedirá el avance. 

Por lo dicho anteriormente, he desarrollado la habilidad de estar cómodo estando incómodo. Lo cual me ha beneficiado enormemente en el área de aprendizaje. Cuando nos disponemos a aprender un deporte, habilidad o cualquier otra cosa, somos torpes, lentos o inseguros, pero si estamos cómodos con dichos hechos nuestro proceso de aprendizaje será más rápido o al menos más gratificante.

Si te interesa el tema, en el siguiente enlace hablo más sobre la zona de confort: https://renators.com/reflexiones/abrazando-a-la-incomodidad/

Esos son los 9 hábitos que me han convertido en una persona hiperproductiva. ¿Posees algunos de estos hábitos en tu vida?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *