Estatua de un hombre pensando

Reflexiones, un año desde que inicié este blog

Superarse a uno mismo

Hace ya un año que lancé este blog. Ha sido una experiencia maravillosa…

Más allá del alcance que la misma tiene, es decir, quizás solo mi círculo más cercano realiza lectura de las entradas al blog, sin embargo, es una actividad que me provoca gran gozo e intentaré continuar realizando.

Mi escritura aún está en pañales, soy un inexperto, gozando del hermoso placer de escribir, haciendo pequeñas mejoras de forma constante, que me dirigen hacia mi ideal. Creo que en esto consiste la vida, es decir, superarse a uno mismo, el ideal aunque es inalcanzable, sirve como norte, como estrella que nos guía.

Memento mori

La vida es un instante, tan fugaz que me da miedo no vivirla, pensar que no podré efectuar todo lo que me gustaría me choca. Al menos me resguardo en que tengo y tendré tiempo para hacer lo que considero más importante, mis grandes rocas.

El dinero, el sexo y el estatus, si pueden llegar a ser divertidos o atractivos, pero no nos llenan, son demasiado superficiales, para la mayoría de nosotros, es muy probable que no aumente nuestra felicidad. Tal vez si la comodidad, sin embargo, no somos más felices que las personas que vivían hace 1500 años, estamos más cómodos, no más felices.

Me moriré, al igual que tú, dramático, tal vez, no obstante realista; es un hecho. Por eso creo que hay que vivir de tal forma que no se posean arrepentimientos de “si lo hubiese intentado”, amar y expresar el amor, sonreír y reírse de uno mismo. No ser un amargado, ya existe el chocolate con 90% cacao.

Reflexión final

¿Qué estoy pensando? Nada, mi mente es como una piscina vacía y los pensamientos son el agua que la llenan. Mi mente no está en blanco, está vacía. Lo tiene todo y no tiene nada, existe, pero ¿en dónde?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.